Problemas con los dispositivos de vapeo y cómo solucionarlos

Para muchos, vapear es una experiencia placentera y relajante incomparable a cualquier otra actividad.

Es una manera perfecta de relajarse después del estrés de un día de trabajo agitado o simplemente por diversión, los fines de semana.

Sin embargo, cuando problemas no deseados y desagradables frustran este fenomenal evento, la actividad puede convertirse rápidamente en un desastre terrible.

Cuando surgen tales problemas, como vapeador, su primer pensamiento podría ser comprar un nuevo dispositivo de vapeo.

Aún así, es posible que no haya una necesidad real de reemplazar el vaporizador. A veces tus problemas pueden ser tan simples como una batería oxidada.

Este artículo compiló una lista de problemas comunes de vapeo que podrían surgir debido al uso.

Continúe leyendo para descubrir más.

Problemas con dispositivos de vapeo para principiantes:

Con todas las numerosas piezas que componen un cigarrillo electrónico, no es de extrañar que la mayoría de los principiantes se queden perplejos al utilizar el dispositivo.

Sin duda, conocer el funcionamiento de un dispositivo de vapeo es una molestia, pero para evitar que parezcas un vapeador virgen, hemos compilado una lista de los problemas de vapeo más comunes que enfrentan los principiantes y las formas de solucionarlos.

1. Ignorar las instrucciones

Este es un tema popular entre los nuevos vapeadores.

De manera similar a la cantidad de personas que evitan leer los términos y condiciones de una nueva aplicación, tienden a aplicar el mismo hábito a su dispositivo de vapeo comprado recientemente.

Pero aunque la opción más cómoda es ignorar el manual de instrucciones y pasarse a vapear, lo mejor es que te familiarices con tu nuevo kit.

Las instrucciones tienen su importancia e ignorarlas dañarán su dispositivo y causarán que se sienta profundamente frustrado.

2. No activar la batería

Otro problema común entre los vapeadores primerizos es no activar sus baterías.

Muchas veces, las personas terminan arrancándose el pelo por la frustración porque su cigarrillo electrónico no funciona.

Sin embargo, una razón simple para su dilema es que simplemente no pudieron encender el dispositivo.

Después de la carga inicial de la batería, recuerde encender su cigarrillo electrónico.

Por lo general, el proceso implica presionar rápidamente el botón de encendido cinco veces para activar la batería (consulte el manual para obtener instrucciones precisas), luego estará listo.

3. No cargar las baterías

Aunque es algo obvio, te sorprenderá descubrir la cantidad de vapeadores que se olvidan de cargar sus baterías.

Como ocurre con todos los dispositivos electrónicos, sin potencia no hay función.

Por lo tanto, para evitar este error, adquiera el hábito de cargar la batería y, si es del tipo olvidadizo, asegúrese de llevar consigo una copia de seguridad completamente cargada.

4. Vapear no es fumar

Vapear no es fumar

A veces, las personas que pasan de fumar a vapear llevan consigo su técnica de inhalación anterior.

Esa calada larga y áspera que llena la boca de la mayor cantidad de humo posible.

Esta técnica necesita ajustes porque vapear requiere una aspiración suave y constante para darle tiempo al dispositivo a funcionar.

Si trata un cigarrillo electrónico como un cigarrillo tradicional, prepárese para atomizadores inundados y también posibles fugas.

Debido a que los cigarrillos electrónicos entregan más nicotina que otros cigarrillos estándar en menos caladas, no hay necesidad de exagerar.

La esperanza de vida del cabezal atomizador se reduce con una aspiración intensa, así que tómate tu tiempo para adaptarte al vapeo.

5. Sobrellenar el tanque de vapeo

Sobrellenar el tanque de vapeo

Muchos vapeadores cometen el error de llenar demasiado su tanque en algún momento.

Este error causa una variedad de problemas como escupir señales, fugas, gorgoteos e incluso una mala vaporización del E-líquido.

Al llenar su tanque, asegúrese de seguir exactamente las instrucciones escritas en su manual.

Preste atención al tipo de atomizador que tiene su modelo, ya sea un tanque de llenado superior o un tanque de llenado inferior, y rellénelo en consecuencia.

Después recuerda fijar todas las piezas desatornilladas para evitar fugas.

6. Olvidar apagar la unidad de batería.

Este es un error simple pero peligroso, común entre los vapeadores aficionados.

Olvidarse de apagar la unidad de batería después de su uso quemará el atomizador, matará la batería y potencialmente desperdiciará el e-líquido.

Para evitar cualquiera de estos resultados, no olvide apagar la batería de su dispositivo después de su uso.

Problemas generales de vapeo

1. No se puede detectar el atomizador

Debido a varias razones, es posible que no puedas detectar tu atomizador.

Por un lado, su terminal podría estar sucio y requerir limpieza.

Su bobina puede estar suelta o sucia, e incluso el tanque puede estar demasiado apretado en el mod y requerir que lo afloje.

Además, su tanque podría estar desalineado con otros componentes del vaporizador debido a caídas o golpes.

Este problema normalmente requiere reparación o reemplazo.

2. Mi dispositivo Vape no se enciende

Hay dos razones posibles para esto.

Uno, la batería se queda sin energía. Para la mayoría de los cigarrillos electrónicos, hay una luz indicadora que parpadea cuando intentas encenderlos sin energía.

La segunda razón se refiere al tanque. Si está correctamente atornillado a la batería o no.

Si se desplaza el tanque, el circuito quedará incompleto y la energía no fluirá correctamente.

Si tienes un mod con baterías reemplazables y descubres que tu vaporizador ya no mantiene la carga, es posible que tus baterías hayan alcanzado su límite.

La solución típica a este problema es conseguir baterías nuevas.

3. Batería completamente cargada, pero mi vaporizador no funciona

En esta situación, es posible que simplemente no hayas encendido tu dispositivo (haciendo clic rápidamente en el botón de encendido).

Si esto no funciona, verifique si la batería está correctamente atornillada y retire el tanque para verificar el pequeño pasador en la parte superior de la batería.

Es posible que esta pieza haya sufrido daños anteriores y no podrá conectarse correctamente a la base de su tanque ni transportar energía.

Finalmente, si reemplaza su bobina y tiene una resistencia mayor o menor que la de su dispositivo, su batería evitará que fluya cualquier carga.

Antes de reemplazar su bobina, asegúrese de que sea la adecuada para su dispositivo de vapeo.

4. Dispositivo de vapeo con fugas

Por lo general, cuando esto sucede, la explicación simple es que está llenando demasiado el tanque o no ensamblando las piezas correctamente.

Reduzca la cantidad de líquido utilizado durante la recarga y vuelva a montar su dispositivo con cuidado.

Otros problemas están relacionados con:

  • Las juntas tóricas y los sellos, que necesitan limpieza y reemplazo.
  • El tanque que tiene una fractura en las tapas de los extremos.
  • El e-líquido se diluye debido a la exposición al calor directo, lo que provoca fugas con el flujo de aire.

Para evitar que su bobina se inunde, intente aumentar la potencia de su vaporizador.

Además, debes utilizar líquidos VG (glicerina vegetal) en lugar de líquidos PG (propilenglicol) si tu bobina tiene baja resistencia.

5. Sonidos de escupitajos/gorgoteos

Cuando utilice su cigarrillo electrónico, no debe emitir ningún sonido obvio.

Un sonido de gorgoteo es una indicación de exceso de jugo de vapeo. Para detener este sonido, reduzca la cantidad de e-líquido que pone en el dispositivo.

Para eliminar el exceso de e-líquido de la bobina, retira la boquilla y mueve el vaporizador.

Para mayor precisión, sumerja las piezas desmontadas en agua tibia para eliminar cualquier líquido restante.

Luego séquelos bien antes de volver a montar el tanque.

Otras causas incluyen falta de algodón en la bobina, exhalación forzada y cartucho dañado o evaporación.

6. Dolor de garganta

Es probable que tener dolor de garganta después de vapear sea un efecto de un mayor contenido de PG que VG.

Debido a que los vapeadores con mayor PG están destinados a personas que desean golpes de garganta más potentes, algunos vapeadores encontrarán abrumador el potente líquido.

Un tratamiento sencillo es beber agua. Sin embargo, para detener el problema permanentemente, debes cambiar a un cigarrillo electrónico con mayor contenido de VG.

7. Sabor a vaporizador quemado

Esta es una preocupación muy común y fácil de solucionar que todo vapeador ha encontrado al menos una vez.

Las posibles soluciones incluyen:

  • Comprobación del nivel de líquido del atomizador. La razón del sabor a quemado en la boca podría ser que el atomizador está vacío y el vaporizador no quema nada.
  • Una potencia superior a la habitual, lo que hace que el aceite se queme en exceso.
  • Comprobando si necesita reemplazar su bobina. Cuando las bobinas alcanzan su límite, producen un desagradable sabor a quemado.

8. E-líquido oscuro

Todos los e-líquidos eventualmente se oscurecen y caducan, pero si los almacena adecuadamente en un ambiente fresco, oscuro y libre de humedad, duran más.

Dejar el líquido para vapear en el tanque durante períodos prolongados y exponerlo al calor, oxígeno o luz ultravioleta también hace que se oscurezca.

Los jugos de vapeo con mayor contenido de nicotina son susceptibles a una oxidación más rápida. Esto hace que el líquido de tu vaporizador se oscurezca antes.

9. Chupar el jugo de vapeo

Esto ocurre principalmente cuando das una fuerte calada a tu vaporizador, lo que hace que succiones el e-líquido antes de que pueda vaporizarse.

Mantenga sus arrastres cortos y suaves con descansos intermitentes.

Después de todo, las mejores cosas de la vida deben saborearse con ternura.

La prevención incluye no vapear con la cabeza inclinada o acostado. Estas posiciones harán que el líquido gotee de su boca.

10. No obtener suficiente sabor

Cuando esto suceda, pruebe uno o más de los siguientes:

  • Sople suavemente a través del tanque. Esto hace que el líquido fluya y libera el sabor.
  • Beba agua para enjuagar sus papilas gustativas.
  • Limpia tu tanque y conexiones.
  • La oxidación hace que el jugo de vapeo viejo en el dispositivo pierda su sabor. Intente reemplazar el líquido para obtener el mejor resultado.